Posts Tagged ‘nuevo torneo’

NUEVO TORNEO DE FÚTBOL ARGENTINO: ¿ERAN NECESARIOS ESTOS CAMBIOS?

El campeonato de fútbol en la Argentina presentará cambios en el próximo semestre. Se realizarán dos torneos, pero con un solo campeón por año, y continuarán los promedios, eso sí, sin las promociones. De haber mantenido el plan de hacer modificaciones, ¿Hubiera sido mejor haber organizado un torneo largo, eliminar los promedios y no buscar tantas variaciones para terminar solamente con lo mencionado anteriormente?

Desde hace algún tiempo, los dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) han analizado diferentes opciones para cambiar el actual sistema de torneo. Por ejemplo, pensaron en una competición de 38 equipos, lo cual era bueno con el fin de buscar una liga más federal pero hubiera sido muy difícil debido a la organización de diecinueve partidos por fecha, y en ascensos progresivos a Primera División.

¿Para qué han buscado realizar tantas modificaciones? Si es por garantizar más la paciencia con los técnicos y la continuidad en sus proyectos, en la B Nacional, torneo largo, se fueron muchos debido a los malos resultados. No hay condescendencia en la Argentina ni en muchos otros lugares del mundo cuando no se gana. En este caso, no hay plan a mediano o a largo plazo que valga.Quizás, se busca un fútbol más competitivo, pero esto no necesariamente se logra con un torneo largo. En la liga española, Real

El poder en sus manos: se impuso la idea de Grondona y habrá nuevo formato de torneos con un solo campeón por año.

El poder en sus manos: se impuso la idea de Grondona y habrá nuevo formato de torneos con un solo campeón por año.

Madrid y Barcelona le sacaron más de treinta puntos de ventaja al tercero. Esto hace que el campeonato pierda rápidamente emoción para los demás. En Italia, hubo expectativa hasta el final en el mano a mano entre Milán y Juventus ; en Inglaterra Manchester City y Manchester United terminaron igualados en puntos, pero el City termino siendo campeón y en Alemania y Francia, perdieron la hegemonía en Bayern Munich y el Lyon, respectivamente.

Sin duda, este fue de los años en donde las ligas del Viejo Continente estuvieron más peleadas porque siempre ganaban los mismos y esos torneos se hacían larguísimos porque ya muchos clubes dejaban de pelear por algo con varias fechas de anticipación. Sin embargo, en la Argentina, esto es más difícil de suceder porque el nivel es mucho más parejo y no ocurriría tan fácil que un equipo tomara tantos puntos de diferencia. El caso de Boca Juniors el semestre pasado fue una gran excepción.

El torneo corto es mucho mejor en cuanto a emoción, da más oportunidad a todos los clubes de poder ser campeones, pero no da tiempo de recuperación porque si se comienza mal en las primeras fechas y no se obtienen los puntos necesarios, es muy difícil alcanzar a los líderes.

Un torneo largo no era del todo la solución, pero hubiera sido mejor y mucho más sencillo de establecer porque al final habrá un solo campeón y no dos, como se venía jugando desde hace más de veinte años. No tiene sentido para los ganadores de cada semestre el llegar a ser primeros si no van a poder gritar “campeón” en ese instante.  Este sistema estuvo un tiempo en Colombia y en otros países del continente, pero no lo mantuvieron y prefirieron una fase semifinal, liguilla o play-offs como sucede en México y Chile.

Era mejor dejar todo como estaba. Eso sí, se ha debido eliminar los promedios porque no se condenan a los equipos en el momento en que hacen las cosas mal sino cuando ya han mejorado, pero acumulan ese déficit de puntos del pasado que les cobra su mal nivel tiempo después.

El descenso debe ser por puntos. Los equipos que tengan una mala gestión deportiva en una temporada deben irse a la B en ese año y no cuando han mejorado, suman lo más que pueden y ya no les termina alcanzando.

Los promedios se establecieron para salvar a los clubes grandes, pero se llega a un punto en que la protección se acaba si no corrigen a tiempo. América de Cali en Colombia y River Plate en Argentina, históricos en ambos países, perdieron la categoría por este sistema.

En agosto comenzará esta nueva forma y si con el tiempo le dará ventajas al fútbol, bienvenido sea. En primera instancia, no es la mejor solución porque no van a cambiar los principales inconvenientes presentados hasta ahora como la paciencia con los entrenadores y el que solo sirve ganar. Amanecerá y veremos.

Nota final: La definición del título en la liga inglesa fue apasionante. En los últimos cinco minutos del partido ante el Queens, el Manchester City marcó los dos goles que necesitaba para ser campeón después de 44 años. Era la temporada para que el City consiguiera el título, más aún después de ver a su clásico rival, el Manchester United, celebrar en tantas ocasiones.

No se podía perder esta oportunidad en donde estuvo siempre en los primeros lugares, fue líder varias jornadas y tuvo la suerte de recuperarse cuando estaba ocho puntos por debajo.

En toda la temporada, mostró un juego muy interesante, con un técnico capaz como el italiano Roberto Mancini y jugadores destacados como Toure, por su habilidad; Mario Balotelli, de mucha fuerza y capacidad anotadora y el argentino Sergio “Kun” Agüero, autor del gol del definitivo, quizás uno de los mejores de su vida así como aquel marcado a Racing cuando jugaba en Independiente. Este logro es muy merecido para el City y ojalá continúe en la búsqueda de cosas grandes.

VOLVER A PANORAMA NEGRO

Anuncios

TIGRE Y LA COMPLICADA BÚSQUEDA DE LA PERMANENCIA

El Torneo Clausura en la Argentina está en su fase inicial. Vélez, Boca y Estudiantes pelean arriba, como era de esperarse, por sus planteles. Tigre es la revelación por estar líder sin tener una nómina de lujo y debido a su lucha por no descender a la B Nacional. Quizás, estar primero sea un espejismo de pocas fechas, pero lo más importante es que el “Matador” se quede en Primera, algo merecido por varias razones:

1.    La injusticia de los promedios:

El sistema de descenso por promedio está vigente en Colombia, Argentina y México, entre otros países. De esta manera,  no se condena a los equipos en el momento en que hacen las cosas mal sino cuando ya han mejorado, pero acumulan ese déficit de puntos del pasado que les cobra su mal nivel tiempo después.

En la temporada 2009/2010, Tigre sumó 32 unidades, hecho que lo tiene peleando por no descender. En el Apertura 2009, fue último con 8 puntos, en el peor semestre desde que regresó a Primera en el 2007 y en el Clausura 2010 obtuvo 24, una campaña aceptable.

Después, la temporada 2010/2011 fue de 50 puntos, mejor todavía y en lo que va de la 2010/2011 lleva 40, con grandes posibilidades de llegar a mucho más. Tigre merecía irse a la B al finalizar ese año donde tuvo 32 puntos. Por la recuperación mostrada, está para pelear por otros objetivos.

River Plate fue otro ejemplo de las injusticias de los promedios. El club “millonario” descendió porque le terminó costando esa temporada 2008/2009, donde fue último en el Apertura 08 con 14 unidades (al final de esa temporada sumó 41) y en la 2009/2010 hizo 43. Por esos dos años malos perdió la categoría porque ya en la 2010/2011 llegó a clasificar a la Copa Suramericana, pero al jugar la promoción no pudo estar en ese torneo internacional.

El descenso debe ser por puntos. Los equipos que tengan una mala gestión deportiva en una temporada deben irse a la B en ese momento y no cuando han mejorado, suman lo más que pueden y ya no les termina alcanzando.

Los promedios se establecieron para salvar a los clubes grandes, pero se llega a un punto en que la protección se acaba si no corrigen a tiempo. América de Cali en Colombia y River Plate en Argentina, históricos en ambos países, perdieron la categoría por este sistema de descenso.

2.    Sus buenas campañas en Primera:

Tigre ascendió en junio del 2007 después de muchos años en la Segunda División y fue subcampeón en el Apertura de ese año y en el Apertura 2008, cuando estuvo a un gol de haber ganado el título, finalmente obtenido por Boca Juniors en aquel triangular entre los xeneixes, los de Victoria y San Lorenzo.

Por otro lado, el “Matador” ha tenido jugadores muy destacados. Por ejemplo, el arquero Daniel Islas, de excelente seguridad; el talentoso volante Martín Morel y aquel goleador Leandro Lázaro. Del equipo del norte del Gran Buenos Aires han salido figuras importantes para el fútbol argentino y en varios torneos mostró unión de grupo, juego interesante, ganas de progresar día tras día y procesos futbolísticos buenos con sus técnicos Diego Cagna y Rodolfo “El Vasco” Arruabarrena.

3.    Su estilo de juego:

Tigre tiene orden defensivo, buen funcionamiento en el mediocampo y efectividad arriba. Su arquero Javier García, formado en Boca Juniors, ha adquirido un gran nivel; el defensor Carlos Castelglione presenta mucha solidez así como en Arsenal; el volante Martín Galmarini, fortaleza en la marca y los delanteros Carlos Luna y Ezequiel Maggiolo, habilidad y poder goleador.

El "Chino" Luna, el ídolo del "Matador" que quiere dejar a Tigre en Primera.

El "Chino" Luna, el ídolo del "Matador" que quiere dejar a Tigre en Primera.

4.    Su técnico:

Rodolfo  Arruabarrena comenzó a dirigir en Tigre en enero de 2011. En su primera experiencia, logró salvar al club de la promoción y realizó una campaña destacada. Arruabarrena ha mantenido unido al grupo, le ha dado orden y rumbo.  El “Vasco” está para cumplir con grandes objetivos en Tigre y en otros equipos.

Tigre podría pelear por el título este semestre porque necesita hacer una campaña de campeón o como mínimo conseguir puntos para estar entre los cuatro primeros de la clasificación con el fin de salvarse del descenso directo e incluso de la promoción. Sería muy bueno ver a un Tigre animador, que continúe alegrando a sus aficionados con el juego destacado, mantenga la categoría y aspire a mejores logros dependiendo de la gestión administrativa y deportiva realizada.

Nota final: Son lamentables los violentos incidentes ocurridos después del partido Chacarita -Atlanta. De verdad, éste es un problema sin solución cercana y de una vez por todas es hora de una cooperación entre las autoridades, el Ministerio de Seguridad,  los dirigentes y todas las personas o entidades para alejar a los violentos de los estadios y así disfrutar del hermoso espectáculo del fútbol de manera tranquila.

Nada justifica esos hechos y los aficionados deben aprender a comportarse. Esa minoría de imbéciles no puede volver a entrar a ninguna cancha y continuar perjudicando a los que verdaderamente aman este deporte. Si se ve algún estúpido cometiendo un acto indebido, lo deben expulsar del escenario inmediatamente e identificarlo para no permitirle volver a ingresar, pero solo a esos, no restringiendo a los que no tienen relación alguna con esos sucesos.

VOLVER A PANORAMA NEGRO