Posts Tagged ‘Independiente’

INDEPENDIENTE DE AVELLANEDA: LA OPORTUNIDAD DE RESURGIR

Independiente resucitó en el Torneo Clausura 2012. Después de no sumar ningún punto en las primeras cuatro fechas, el “Rojo” mejoró en números, fútbol y actitud. La actual realidad deportiva es buena. ¿Por qué no aprovechar e iniciar una gestión más duradera con Cristian Díaz como técnico?

Independiente se ha caracterizado por varios fracasos y sinsabores en los últimos años, con excepción del título de la Copa Sudamericana en diciembre de 2010. La pasada comisión directiva, con Julio Comparada como presidente, dejó al club con un déficit de 320 millones de pesos argentinos (más de 74 millones de dólares), se equivocó con la designación de César Luis Menotti como manager, quien tuvo decisiones fatales, y no finalizó la obra del estadio. De otra parte, en esa administración se hicieron compras de jugadores inadecuadas, donde llegaban refuerzos que no estaban a la altura.

En cuanto a lo deportivo, hubo pocas clasificaciones a torneos internacionales, ningún título local, apenas temporadas destacadas con Pedro Troglio (59 puntos), Julio César Falcioni (55 puntos) y Américo Gallego (68 puntos). El año de Antonio Mohammed fue de 43 unidades, pero ganó la Sudamericana. Además, el Turco” logró mantener unido al grupo hasta donde pudo.

Otra equivocación de la comisión directiva y que podría hacer pelear al equipo por el descenso en la temporada 2012-2013, fue haber designado a Daniel Garnero como técnico y no haberle renovado a Gallego en ese momento. Garnero era una persona de la casa, pero estaba para continuar formándose como técnico en un club de no tanto prestigio y responsabilidad como Independiente.

Después de la salida de Mohammed, llegó Ramón Díaz y pudo sumar 27 puntos en el Apertura 2011. Esta campaña ilusiono en cierta parte, pero el equipo continuaba en deuda en lo futbolístico, le faltaba equilibrio y una idea clara de juego. Tampoco rindieron refuerzos como el colombiano Marco Pérez y Matías de Federico. En el Clausura 2012, el grupo dejó de respaldar al “Pelado” Díaz, no tenía ninguna voluntad de buscar resultados. Cero puntos de doce posibles marcaron su salida. Con esta cifra no se podía sostener de ninguna forma.

Esta nueva comisión, con Javier Cantero como presidente, tiene muchas tareas para realizar con el fin de recuperar el orden

Cristian Díaz empezó bien como DT del "Rojo" y le renovarán el contrato hasta el 2013.

Cristian Díaz empezó bien como DT del "Rojo" y le renovarán el contrato hasta el 2013.

administrativo y deportivo en la Institución. Cantero comenzó con un gran acierto: jugársela por Cristian Díaz, quien ya conocía el entorno del club porque dirigió las divisiones inferiores.

Díaz recuperó a los jugadores en lo anímico y los mantiene unidos. Es un técnico con una fuerte convicción. Además, ellos creen en él. Desde su llegada, “El Rojo” ganó cuatro partidos, empató dos y solamente perdió uno. En cuanto a la nómina, hay nombres interesantes. En el arco, Adrián Gabbarini, Fabián Assman e Hilario Navarro son excelentes. Quizás Navarro, es el que menos regularidad puede tener, pero el trabajo en la preparación de porteros es para destacar. En defensa, Julián Velásquez tiene un gran rendimiento y brinda mucha seguridad. Gabriel Milito da lo que puede dar, pero no es el mismo que estaba antes de ir a jugar a Europa; Leonel Galeano recuperó el nivel que tuvo en algún momento. En el mediocampo, Patricio Rodríguez es el generador de esas jugadas de peligro aunque falta la dinámica de Ignacio Piatti, transferido al Lecce de Italia. En la delantera, Facundo Parra y Ernesto “Tecla” Farías son una importante garantía goleadora.

Esta nómina, con algunos refuerzos en ciertas zonas, podría buscar pelear por objetivos más grandes en la próxima temporada. En ésta, lo principal es sumar entre 27 y 30 puntos para evitar complicaciones con los promedios porque se borrará la temporada del “Tolo” Gallego de 68 unidades. Después del descenso de River Plate y de la actual lucha de San Lorenzo por mantener la categoría, ningún grande está a salvo.

Mantener a Cristian Díaz en la dirección técnica significaría para el club comenzar un proceso a mediano o largo plazo. Éste no es un tema fácil en la actualidad ni en la Argentina ni en otros torneos del mundo, salvo contadas excepciones, más aún por las presiones que se manejan. Si los jugadores confían en Díaz y él logra mantener la unión, él merecería quedarse. En estos casos, muchas veces los clubes, una vez termina el proceso de unos meses, van a buscar a algún técnico más experimentado, pero esto no siempre trae beneficios.

A Díaz todavía le falta encontrar un mejor funcionamiento táctico, pero con la armonía mantenida dentro del plantel va por buen camino. En el fútbol todo cambia de repente, pero de seguir la coyuntura actual, Díaz está para más tiempo.

En lo institucional, se necesitan mejorar otros aspectos. Recién comienza la gestión de Cantero, quien no la tendrá fácil porque sus antecesores dejaron al club en llamas, pero podría ser el momento de revivir porque Independiente es un grande, un histórico que merece estar en los lugares de privilegio.

Volver a Panorama Negro

Anuncios

VIDAS PARALELAS

América de Cali e Independiente de Avellaneda siempre fueron equipos de gran afinidad. Los colores, las épocas gloriosas y los buenos jugadores que pasaron por ambos clubes han sido factores claves para la amistad. Actualmente, su realidad es similar porque están lejos de los lugares de privilegio y sus problemas administrativos no los dejan avanzar al lugar donde deberían estar.

Ricardo Gareca, Albeiro “Palomo” Usuriaga y Jairo Castillo estuvieron en ambos equipos en diferentes épocas y dejaron un recuerdo interesante porque marcaron goles inolvidables para los grandes fanáticos. En otras temporadas, fueron transferidos Wilmer Cabrera y José Moreno de América a Independiente, pero su paso fue fugaz. Aunque la amistad entre las hinchadas ya había nacido, se consolidó cuando América eliminó a Racing en el Cilindro en el año 2003.

Después del más reciente título de América, en diciembre del 2008, los últimos dos años de la escuadra escarlata se han caracterizado por problemas económicos y campañas muy pobres que lo han colocado cerca de la zona de promoción en la tabla de los promedios. En los últimos partidos ha obtenido victorias importantes, ha sacado puntos de ventaja y se ha alejado de ese lugar peligroso. Ahora está cerca de clasificar a la fase semifinal pero el camino no ha sido de rosas propiamente.

En lo administrativo, se necesitó crear una nueva Institución, llamada Nuevo América de Cali porque la Corporación Deportiva América estaba dentro de la “Lista Clinton” que colocó al equipo dentro de un grupo negro de compañías y personas vinculadas con dinero proveniente del narcotráfico. Esto congeló las cuentas e impidió la llegada de buenas contrataciones.

En el segundo semestre de 2008, Diego Edison Umaña, excelente técnico, consiguió que América ganara un título después de más de seis años porque la última estrella había sido en mayo de 2002. “La Mechita” venía ganando campeonatos seguidos pero la racha de triunfos se detuvo debido a las dificultades administrativas. Sin duda, se afectó notablemente a un club histórico, con trece títulos nacionales y cuatro finales de Copa Libertadores. La gestión actual del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, ha ayudado a la conformación de un nuevo equipo con un mejor ambiente para trabajar y conseguir buenos resultados deportivos pero el proceso tomará su tiempo para que América vuelva a los tiempos de gloria.

En lo deportivo, Jorge Bermúdez comenzó como entrenador en este semestre pero debió salir por diferencias con los dirigentes, quienes debieron respaldar mejor un proyecto que venía bien pero no era compatible con los intereses de ellos. Después de la salida de Bermúdez, asumió Álvaro Aponte, quien fue jugador de muchos equipos en Colombia aunque no había dirigido antes en Primera División. De cualquier manera, los resultados han sido positivos, el juego se ve mejor pero está todo por hacer para volver a los lugares de privilegio. Los refuerzos más destacados han sido el arquero Nelson Ramos y el volante Gabriel Fernández. Ramos otorga mucha seguridad y Fernández es el eje en el mediocampo.

Por su parte, Independiente se encuentra en llamas desde que comenzó el Torneo Apertura 2010 porque su juego no convence a nadie, está entre los últimos lugares y cada vez más se ven las consecuencias de la ineficaz gestión de la Comisión Directiva. Éste es de los primeros aspectos necesarios para cambiar con el fin de buscar un proyecto deportivo adecuado a un equipo de esta envergadura. El Rojo de Avellaneda ya va a completar ocho años sin títulos. Las mejores campañas de las últimas temporadas fueron con Américo Gallego, donde obtuvo 68 puntos, con Pedro Troglio, donde consiguió 59 puntos, y con Julio César Falcioni, donde logró 55 puntos.

Si se evalúan los logros más recientes, estos son los resultados : pocas clasificaciones a torneos internacionales, ningún título, diferentes canchas donde Independiente tuvo que jugar de local, un estadio que todavía no está al cien por ciento y apenas tres temporadas destacadas con Troglio, Falcioni y Gallego.

En lo deportivo, la llegada de Antonio Mohamed a la Dirección Técnica puede ser una solución en el corto plazo a fin de conseguir más puntos en el campeonato para evitar pensar en los fantasmas del descenso, la promoción y continuar en la Copa Suramericana, pero para que Independiente pueda revivir aquel pasado glorioso deberá realizar un cambio de 360 grados. Mohamed realizó una gestión importante en Colón de Santa Fe durante dos años y consiguió el ascenso con Huracán en el 2007. Es un técnico con condiciones, buen manejo de grupo pero le espera un reto complicado que es sacar a Independiente de esta profunda crisis.

América e Independiente han compartido las mieles de la victoria y el sabor amargo de la derrota, esto especialmente en los últimos tiempos. Su protagonismo le hace bien al campeonato colombiano y al argentino, respectivamente y también a las competencias internacionales. Ambos oncenos necesitan recuperar su Historia y esto es lo que ahora deberán tener en común.

Volver a Panorama Negro

UN MAL MOMENTO ANUNCIADO

¿Será posible que Independiente vuelva a la gloria que lo hizo conocer como el Rey de Copas? La respuesta es evidente: Por ahora no. La más reciente Historia está conformada por años de malas administraciones, proyectos deportivos sin resultados y ninguna alegría para la hinchada. Además, no se corrigen todos los errores y se cometen más. El semestre pasado, cuando parecía que todo podría dar un giro, la Comisión Directiva decidió no renovarle el contrato a Américo Gallego y colocó obstáculos en el camino donde ya se había avanzado.

Está claro que César Luis Menotti y Julio Comparada le buscaron la caída a Gallego, cuya renovación estaba prácticamente acordada. No querían llevar refuerzos de jerarquía. Después, salió todo este tema del trabajo con las inferiores y aparecieron otras explicaciones que trataron de mostrar otra realidad. Obviamente, al “Tolo” le costó haber perdido un campeonato donde tenía todo para haberlo ganado a pesar de que su nivel futbolístico nunca fue el ideal. El Rojo tenía un camino recorrido donde habría mayores probabilidades de mayores éxitos en próximos torneos.

Sin duda, se hubiera hecho más que ahora aunque los refuerzos no hubieran sido los indicados. La anterior fue la mejor campaña en los últimos años porque sumó 68 puntos, mucho más que en la temporada que estuvo Pedro Troglio, donde consiguió 59 puntos, y que en la época de Julio César Falcioni, donde obtuvo 55 puntos. De lejos, esto fue lo de resaltar después del 2002.

¿Había un entrenador mejor que Américo Gallego para dirigir al Rojo en este momento? ¿Era Daniel Garnero el verdadero sucesor? Realmente no había ningún candidato con un perfil similar al de Gallego. Al menos, la Comisión no podía postular un estrategia capaz de desarrollar un proyecto deportivo viable. No se sabe si a mediano o a largo plazo, Independiente iba a ser un dream-team pero sí sería mejor de lo que se ve en la actualidad.

Garnero estaba para continuar formándose como técnico en un club de menor envergadura. En Arsenal, Garnero comenzó muy bien, igual en ese momento el equipo del Viaducto llegaba sin presiones porque estaba muy bien en el Promedio y había ganado la Copa Suramericana ante América de México. Sin duda, era la oportunidad para que Garnero comenzara su carrera como entrenador. Al comienzo, los resultados fueron buenos pero no terminó de la mejor manera y debió salir del Arse.

Hace unos meses lo llamaron y aceptó el reto de dirigir al equipo que lo consagró como jugador pero todavía no tenía la experiencia para una misión como ésta. Quizás más adelante hubiera sido el momento para él, después de haber crecido más en la profesión pero ahora Independiente tiene la obligación de revivir ese pasado glorioso y la única manera es con un entrenador ganador y buenos jugadores.

El semestre pasado, el “Tolo” hizo lo que pudo con los jugadores que habían. El plantel no era tan numeroso y además se lesionaron Carlos Matheu y Walter Busse, quienes eran claves para la defensa y el mediocampo, respectivamente. Eduardo Tuzzio y Lucas Mareque fueron claves atrás e Ignacio Piatti conducía al equipo. También, Leonel Núñez fue desequilibrante en muchos partidos. Ahora, ni Piatti ni Núñez están y no hay verdaderos reemplazantes para ellos. Galeano pareciera haber olvidado la manera de jugar de hace menos de seis meses. El mediocampo luce muy desordenado y sin un rumbo definido. Leandro Gracián no ha podido mostrar su mejor nivel, aquel que lo destacó en Vélez Sarsfield. Andrés Silvera está muy solo arriba. Sin funcionamiento y coherencia no se puede hacer nada.

El título era más probable con la continuidad de Gallego, eso sí se dependía también de las contrataciones. El club y la afición merecen un cambio definitivo porque está demostrado que la actual Comisión Directiva no consiguió los resultados esperados. Bueno, no existía otra alternativa en el momento en que se votó. Comparada buscó mejorar la situación del club sin mucho éxito pero del tema deportivo sí necesita conocer mucho más.

En las transferencias de jugadores le faltó mayor estrategia. La designación de Menotti como manager ayudó a mejorar el ambiente porque existía una confrontación permanente entre el Tolo y los jugadores. Sin embargo, en cuanto a contrataciones, su labor continúa en deuda. Por ejemplo, ¿Para qué llegó Maximiliano Velásquez?

Al recordar estos últimos años, estos son los logros obtenidos: pocas clasificaciones a torneos internacionales, cero títulos, diferentes canchas donde Independiente tuvo que jugar de local, un estadio que todavía no está al cien por ciento y apenas tres temporadas destacadas con Troglio, Falcioni y Gallego. Realmente, esto es poco para este club. Por suerte, obtuvo 68 puntos el año pasado y está por ahora tranquilo con el Promedio pero estos ahorros se acaban y si no se hacen campañas destacadas se comienza a sufrir por el descenso. Esta tabla protege hasta cierto momento pero se llega un punto en donde no hay nada más que hacer y con proyectos como éste es difícil sumar 20 puntos en este semestre y en el mediano o corto plazo se pueden ver las consecuencias.

El Rojo no puede estar en una realidad así por su Historia y por su gente. Lo que se ha mostrado no deja mucho para ilusionarse. Muchos dirán que apenas van 3 fechas pero el pesimismo es lo que caracteriza esta realidad. Si se hace un balance, la Comisión ha demostrado que le quedó grande manejar la Institución así se busquen explicaciones de quiénes son buenos o malos y por qué.

Ya es momento que llegue otra dirigencia, verdaderamente capaz de llevar al club a un regreso a las mieles de la victoria y para eso el plan deportivo debe ser de verdad.

Volver a Panorama Negro.