Posts Tagged ‘fútbol mexicano’

PUMAS DE LA UNAM: A RECUPERAR EL PROTAGONISMO

Los Pumas de la Universidad Autónoma de México (UNAM) son un equipo tradicional en el país azteca. Sin embargo, sus más recientes campañas no han sido las mejores y el nivel futbolístico dejó de ser el ideal. Es importante que el club universitario vuelva a pelear por objetivos grandes.

En el torneo “manito”, Pumas, durante varias décadas, mostró nóminas y buen fútbol para recordar siempre. Por ejemplo, aquel campeón de la temporada 1980-1981, integrado por Hugo Sánchez y Ricardo Ferretti, quienes ya fueron técnicos del club. También, el equipo llegó a ganar varias veces la copa de la CONCACAF.

Pumas tuvo goleadores en México como Ferretti y Cabinho. También, en los años noventa aparecieron jugadores que llegaron a estar en la Selección como Luis García, Jorge Campos, Claudio Suárez y Alberto García Aspe.  De otra parte, los universitarios llegaron a ser subcampeones de la Copa Suramericana, en aquella final ante Boca Juniors, con un equipo competitivo que puso en apuros a los xeneixes.

Pumas siempre se caracterizó por apostar a su cantera, a las divisiones inferiores, y es de los “semilleros” del fútbol mexicano

Pumas de la UNAM

Pumas de la UNAM

así como las Chivas de Guadalajara. Por esta razón, dejó de comprar jugadores en el mercado. Esto tiene aspectos buenos, pero a su vez le ha hecho perder competitividad en el torneo, donde está alejado en la actualidad de los primeros lugares y del ingreso a la “Liguilla” (fase semifinal).

El club universitario llegó a ser campeón en los últimos años, pero presento también cierta irregularidad, sobre todo cuando fueron dirigidos por Hugo Sánchez y Miguel España. Esto les ocasionó problemas de descenso. En la época de España, estuvieron los argentinos Bruno Marioni, quien pasó por el Toluca y el Atlas y Martín “Chapulín” Cardetti, gran goleador en River Plate de Argentina. Después, en la era de “Tuca” Ferretti, llegaron jugadores como los argentinos Ruben Sambueza, Ignacio Scocco, Darío Verón y el brasileño Leandro Augusto.

Después de haber sido campeón en algunos torneos, Pumas no pudo reemplazar a esas figuras transferidas y la cantera no era suficiente para esto. Cuando se fueron Leandro e Israel Castro, solo había un  suplente con experiencia: David Cabrera. Se necesitaban otros refuerzos en el mediocampo y la delantera. De esta manera, se debilitó el equipo y todavía no se ayuda en la madurez a esos jóvenes pertenecientes al plantel. Tampoco, hay un referente en la línea de volantes que le transmita seguridad a sus compañeros.

Con relación a su técnico, Guillermo Vásquez es de “la casa”, conoce bien el entorno y le puede dar la mejor orientación a sus jugadores. Es importante mantenerlo y continuar un proceso, en la medida de lo posible, mientras que se le den los recursos necesarios.

Siempre dio gusto ver jugar a los Pumas así como al América, Cruz Azul, Monterrey y  Santos. El club universitario debe finalizar esta transición futbolística, presentada en la actualidad, con el fin de pelear por títulos y continuar entre los mejores del país. Su afición realmente lo merece por la fidelidad y el apoyo permanente.

Nota final: La actitud de Teófilo Gutiérrez, después del pasado clásico que jugó Racing ante Independiente, fue vergonzosa y lamentable. Esa soberbia y su carácter difícil causaron un desgaste entendible de sus compañeros y de los hinchas de “La Academia”  quienes lo querían mucho en un principio por sus goles, pero después se fueron impacientando con estupideces y actos de indisciplina cometidos por el delantero.

No se pueden justificar los hechos violentos después del partido del sábado, pero Teo continuamente, al hacerse expulsar de manera tonta, perjudicó a Racing y su agrande permanente y falta de respeto hacia todos ya era insoportable. Por esta razón, el arquero Sebastián Saja no pudo contenerse más y decidió golpearlo. El barranquillero es un extraordinario jugador y goleador que cualquier club quisiera tener, pero con este comportamiento se va a convertir en un problema para la Institución que lo llegue a contratar, en este caso Lanús donde desembarcó a préstamos para jugar la Copa Libertadores. El final de su ciclo en Racing se veía venir y su salida fue por la puerta de atrás como ya algunos vaticinaban.

Volver a Panorama Negro

CLUB SANTOS LAGUNA: UN PROTAGONISTA PERMANENTE

La liga mexicana es de las más competitivas de Latinoamérica. Muy pocos equipos han podido repetir título de manera consecutiva. Sin embargo, algunos han mantenido una interesante regularidad, peleando en la parte alta de la tabla y clasificando a la mayoría de liguillas (fases semifinales). Éste es el caso del Monterrey y el Santos, actual líder de la clasificación y gran candidato para ser campeón por varias razones:

1.    Su evolución administrativa e institucional:

En el año 2005, Santos peleaba por evitar el descenso. Su comisión directiva no invertía mucho en refuerzos de jerarquía. Después, el ámbito administrativo fue cambiando, el equipo cada vez se hizo más sólido, llegaron jugadores desequilibrantes que le dieron alegrías, se inauguraron el nuevo estadio y el complejo Territorio Santos Modelo. Además, consiguió campeonatos y varias clasificaciones a las liguillas.

2.    Su nómina:

Santos Laguna tiene un plantel para pelear por lugares de privilegio. Su arquero Oswaldo Sánchez es garantía de seguridad y experiencia. Sánchez mantiene ese gran nivel de su etapa en la Selección de México.  En defensa, el panameño Felipe Baloy (ex Deportivo Independiente Medellín de Colombia y Monterrey) va bien arriba y es de esos difíciles de pasar; el volante argentino Daniel Ludueña (ex River Plate de Argentina) es un generador de juego y buen definidor y el ataque es potente, rápido y explosivo con el colombiano Carlos Darwin Quintero y el ecuatoriano Cristian Valencia.

El "Hacha" Ludueña, surgido de River de Argentina, brilla en el Santos Laguna mexicano.

El "Hacha" Ludueña, surgido de River de Argentina, brilla en el Santos Laguna mexicano.

3.    Su técnico:

Benjamín Galindo llegó a Santos el torneo pasado para reemplazar al argentino Diego Cocca, cuestionado por la hinchada. Galindo convenció al grupo de jugadores de buscar objetivos grandes y le dio un estilo de juego importante al club de Torreón, muy compacto, con generación permanente de jugadas de peligro y un poder ofensivo temible. Todos los rivales deben tomar serias precauciones en marca cuando enfrentan a “Los Guerreros”.

Galindo fue un excelente volante, de mucha calidad en su juego y buena pegada de media distancia  en la Selección Mexicana y en Cruz Azul, Santos y Chivas de Guadalajara. Como técnico ya fue subcampeón con la “Máquina Cementera”  en el 2008 en la final ante Toluca y con Santos en diciembre del 2011 en el partido ante Tigres, donde los de la ciudad de Monterrey fueron campeones después de 29 años. A Galindo le falta ganar su primera estrella como técnico porque consiguió algunas como jugador, pero ha realizado gestiones interesantes y va por buen camino en su nuevo rol.

4.    Su estadio:

 Santos se hace muy fuerte de local. Es un escenario complicado para los visitantes debido a la presión de la hinchada y por las altas temperaturas de Torreón. Sin embargo, esto se sentía más cuando se jugaban los partidos los domingos en la tarde. Ahora, se realizan los sábados en horario nocturno, pero igual terminan afectando a los rivales. Son pocos los que obtienen puntos allá.

La Liguilla es la fase que define el campeón del torneo. Muchas veces, el primero en la tabla durante las primeras 17 fechas resulta eliminado en esa instancia. Además, para este Clausura 2012 clasificarían hasta el momento Tigres, Morelia, Monterrey y América, rivales muy duros para enfrentar y que vienen en buen nivel. Eso sí, Santos se mantiene entre los favoritos y su presencia le da un perfecto ingrediente a la liga azteca.

Volver a PANORAMA NEGRO

TIGRES DE MONTERREY ROMPIÓ EL MALEFICIO Y SE CORONÓ CAMPEÓN DEL FÚTBOL MEXICANO

El 2011 fue un año de acontecimientos históricos en el ámbito futbolístico debido a  los descensos de River Plate y América de Cali. El título de los Tigres en México, después de 29 años de no conseguir ninguna corona, será algo para recordar. Monterrey fue una ciudad que vio celebrar mucho a los “rayados” en los últimos años, pero en algún momento le tenía que llegar su oportunidad a los universitarios.

Tigres venía peleando el descenso hace dos temporadas. En el 2009 estuvo cerca de irse a Primera A cuando luchó por mantener la categoría mano a mano con el Necaxa. En esa última fecha ambos equipos jugaron una final, donde el menos malo iba a descender y al final los de la “Sultana del Norte” se salvaron.

Pasaron técnicos destacados como los argentinos Américo Gallego y José Pekerman y ninguno pudo encontrarle un buen rumbo. A pesar de contar con buenos jugadores, las campañas eran pésimas. Incluso, algunos como el lateral Fabián Cubero y el delantero Gastón Fernández no tuvieron la continuidad necesaria.

En Tigres no podían ni los entrenadores ni los jugadores que pasaban en ese momento. El modelo dirigencial de esa época requería de una transformación y ayuda económica para cambiar ese destino incierto. El grupo Sinergia Deportiva estableció otra realidad debido a la inversión que realizo. En cuanto a lo deportivo, era un equipo muy fácil para ganarle, verdaderamente previsible y ni de local se hacía lo suficientemente fuerte.

De todas maneras, los Tigres siempre fueron un club difícil para que cualquier técnico que llegara le encontrara regularidad. Ricardo Ferretti era el único con el secreto para encontrarle el camino a los universitarios. Ferretti ya los había llevado a dos finales, perdidas ante el Pachuca. Tigres siempre tuvo que luchar contra un rival extradeportivo: la dificultad de hacerse sentir en las fases finales.

En este torneo, Ferretti le dio un gran orden táctico al equipo. Tigres no fue de un juego vistoso, pero sabía trabajar los resultados y esto lo demostró en la liguilla en los partidos ante Pachuca y Querétaro, respectivamente, y en la final ante Santos Laguna.

En su estadio, “El Volcán” goleó en algunos partidos aunque llegó a ceder algunos puntos. Eso sí, como visitante ganó en canchas difíciles, incluyendo los juegos de la Liguilla y la final. Por ejemplo, ante el Puebla en el Cuauthémoc, ante el Pachuca en el Hidalgo y ante Santos en el Nuevo Corona.

Con relación a la nómina, el arquero Enrique Palos fue de los mejores del torneo y sí que le dio muchos puntos al equipo. Palos está para ser tenido en cuenta para la Selección de México aunque no la tendrá fácil ante Guillermo Ochoa y Jesús Corona.  El volante argentino Damián Álvarez fue clave por su dinámica así como Lucas Lobos, el ex Gimnasia y Esgrima de La Plata, que le generaba juego, claridad y muchas ocasiones de gol. Arriba, el chileno Héctor Mancilla siempre les causó dificultades a los defensores rivales.

En la liguilla, los grandes favoritos eran las Chivas de Guadalajara y Santos. Cruz Azul buscaba romper el maleficio pero el Morelia no lo dejó avanzar; Pachuca venía en una transición futbolística; Morelia hizo una buena campaña aunque pudo haber llegado más lejos; Jaguares de Chiapas tuvo un rendimiento adecuado durante el torneo, clasificó a la liguilla, pero se encontró con la excelencia de Santos y Querétaro fue la revelación.

El fútbol mexicano es competitivo. Pocos equipos han repetido campeonatos en tan poco tiempo, los grandes no son los dominadores permanentes y cada liguilla determina el comienzo de una nueva Historia. Nadie pensaba que los Tigres iban a romper esa sequía de títulos de casi 30 años y estos hechizos, de tiempo largo de no gritar campeón,  no son tan fáciles de terminar. Para muchos no era de los grandes favoritos, pero rompió todos los pronósticos. Es una estrella muy merecida para su hinchada, que siempre fue en gran cantidad a “El Volcán” y apoyó incondicionalmente.

Volver a PANORAMA NEGRO

LA REVELACIÓN DE LA LIGA MEXICANA, EL QUERETARO FÚTBOL CLUB

El Torneo Apertura 2011 está llegando a su final en México. Santos Laguna y Tigres de Monterrey definirán en dos partidos, quién será el campeón. Hubo equipos muy interesantes como Morelia y Jaguares de Chiapas. Por su parte, el Querétaro fue la gran sorpresa y sin dudas, realizó una de las mejores campañas de su Historia.

Los “gallos” comenzaron con la necesidad de conseguir la mayor cantidad de puntos posibles para alejarse del descenso. En julio, estaban muy cerca del Atlas de Guadalajara, del Tijuana y de los Estudiantes de “La Perla Tapatía”. Ahora tienen una ventaja de 10 puntos y aunque no pueden confiarse y requieren seguir con buenos resultados, han ganado cierto terreno.

Después de la llegada del entrenador paraguayo, José Saturnino Cardozo, el equipo ganó confianza y adquirió un interesante estilo de juego que lo hizo clasificar a la Liguilla por primera vez. Para Cardozo iba a ser un desafío importante continuar su reciente carrera como técnico en el país donde marcó muchos goles y vivió excelentes momentos. El ex goleador del Toluca solamente había dirigido al Olimpia de Paraguay.

El escudo de "Los Gallos"

Cardozo convenció al grupo de jugadores que podía pelear por algo más que la permanencia en la categoría. Querétaro siempre estuvo hecho para este objetivo. La garra y ese coraje, propio de los guaraníes también fue transmitido por Saturnino.

Si bien no había una nómina lo suficientemente llena de figuras para pensar en ser campeón, el corazón y la voluntad fueron las principales cualidades para realizar esta excelente campaña. Muchos jugadores provenientes de las Chivas conformaron este plantel y tuvieron su espacio ahí. En el “rebaño sagrado” no eran tenidos en cuenta.

Se presentaron individualidades con un valor diferencial. Por ejemplo, el arquero Liborio Sánchez tuvo la suficiente seguridad y sus actuaciones sí que le dieron resultados definitivos a los “gallos” así como ante las Chivas de Guadalajara en el choque de vuelta de la Liguilla. El uruguayo Carlos Bueno fue el goleador y sí que realizó jugadas de lujo en muchos partidos. Antes de la lesión, el colombiano Daley Mena le generaba mucho desequilibrio; esta baja fue sensible y el argentino Franco Niel fue destacado con su dinámica.

Querétaro no tenía un juego vistoso, pero siempre consiguió los resultados que necesitaba para alimentar sus sueños e ilusiones. Por ejemplo, la victoria, como visitante, ante el Toluca en el Estadio Nemesio Diez, en las últimas jornadas del torneo regular con miras a entrar a la Liguilla y el empate cero a cero ante las Chivas, que le dio el paso a la semifinal. En su estadio La Corregidora se hizo fuerte y como visitante ganó lo que debía ganar.

Estos equipos requieren aprovechar estos buenos momentos para ir conformando un plantel cada vez más competitivo con una administración adecuada. De esta manera, no serán estrellas fugaces. La directiva debe buscar una mayor continuidad a esta gestión de Cardozo.

Los anteriores técnicos no pudieron estar en el cargo por mucho tiempo así como los argentinos Gustavo Matosas y Ángel Comizzo. A los jugadores les tienen que pagar los premios establecidos desde un principio y buscar reforzar más al club porque todavía el descenso no está del todo lejos y ésta puede ser una oportunidad para crecer en un campeonato tan competitivo como el mexicano.

 

Vélez Sarsfield: una Institución para admirar siempre.

No le alcanzó a Vélez para llegar a la final de la Copa Suramericana y llevarse ese título internacional. El “Fortín” jugó ante la Liga de Ecuador, uno de los mejores del continente, que sacó una importante diferencia en la ida en Quito y en la vuelta planteó el partido con la táctica y el oficio necesarios en este tipo de enfrentamientos.

Estaba claro que una anotación de los ecuatorianos prácticamente terminaría con la semifinal y así fue. A Vélez le faltó mayor suerte y

Raffaini, el presidente de Vélez. Una de las caras nuevas dentro de la dirigencia del fútbol, que algunos creen que podria suceder a Grondona en la AFA.

poder definir la gran cantidad de oportunidades de gol.  A nivel local, va a terminar muy lejos del justo y sólido campeón Boca Juniors debido a la mala racha que tuvo de algunos partidos sin victorias.

Vélez hizo lo que más pudo para pelear por la Suramericana y  ganar otra vez el torneo local. Sin duda, tuvo que luchar contra ciertas limitaciones, pero después dio todo y continúo en los primeros lugares de Argentina y del continente.

Eso sí, continúa siendo excelente en todos los ámbitos y es para aplaudirlo día tras día. En lo administrativo, es un modelo para seguir en la Argentina y Latinoamérica porque posee un estadio de lujo, un verdadero teatro para ver el fútbol, un lugar de entrenamiento excepcional como la Villa Olímpica y una directiva que hace de los de Liniers uno de los clubes mejor manejados y ordenados.

En lo deportivo, la nómina tiene una continuidad de tres años y todos juegan con un estilo agradable para los espectadores. La calidad de sus jugadores y el orden en todas sus líneas hacen de Vélez uno de los mejores del continente. En este semestre, sintió las ausencias de Ricky Álvarez, Maxi Morales y Santiago Silva, transferidos a Italia. No tuvo tiempo para buscar los refuerzos para reemplazar estas bajas. Juan Manuel Martínez estuvo lesionado mucho tiempo y no presentó el nivel habitual.

Por otro lado, hay que destacar lo realizado por su técnico Ricardo Gareca, quien desde hace tres temporadas ha realizado un verdadero proceso futbolístico y le ha dado a Vélez un juego brillante. Gareca es un buen motivador y sí que le ha colocado su sello a este grupo. Ojalá pueda continuar porque una labor como ésta no es fácil de mantener y seguro le continuará dando muchas alegrías a los de Liniers. Si mantiene la base y el trabajo realizado hasta el momento, adquiere buenos refuerzos y aprovecha las excelentes divisiones inferiores, Vélez estará entre los mejores y peleando por los primeros puestos. Clubes como éste le hacen mucho bien al fútbol argentino y latinoamericano.

VOLVER A PANORAMA NEGRO

ATLAS DE GUADALAJARA: UNA CAÍDA LAMENTABLE

La realidad del Atlas es cada día más preocupante. Analizar la clasificación actual de la liga mexicana y encontrar al equipo último en la general y antepenúltimo en la tabla del descenso son situaciones que encienden todas las alarmas. La Segunda División estaría muy cerca. ¿Qué fue lo que hicieron de “los zorros”?

El Atlas no está considerado como grande pero ha sido muy importante para el país azteca. De ahí, siempre salieron jugadores para la Selección de México. Por ejemplo, el delantero Jared Borgetti, de la cantera, quien anotó 46 goles con la Selección; el defensor Pavel Pardo, de 145 partidos en el combinado “manito”; el arquero Oswaldo Sánchez, quien estuvo en los mundiales Francia 98, Corea-Japón 2002 y Alemania 2006; el defensor Rafael Márquez, gran figura en el Barcelona de España y el volante Andrés Guardado, desequilibrante.

Estos nombres, en sus diferentes etapas, tenían las suficientes condiciones para pelear por logros más grandes, pero nunca pudieron conformar un equipo como tal con sus demás compañeros ni tuvieron una adecuada gestión de los dirigentes que buscara un proyecto a mediano o largo plazo.

Atlas de Guadalajara

Este club de “La Perla Tapatía” no es campeón desde 1951. Su hinchada ha pasado sesenta años sin celebrar. Eso sí, siempre lo ha acompañado en todo momento, alentando en el impactante Estadio Jalisco. Realmente, no merece esta difícil realidad.

El Atlas, en los últimos veinte años, tuvo jugadores y técnicos para estar arriba. Por ejemplo, el colombiano Hugo Rodallega, el argentino Bruno Marioni y los uruguayos Robert Siboldi y Gonzalo Vargas. Como técnicos estuvieron: Marcelo Bielsa,  que le dio otro rumbo a la estructura existente, y Ricardo Lavolpe, subcampeón con un juego vistoso y de gran poder ofensivo. Con Lavolpe, los “zorros” fueron líderes al final de la fase regular y candidatos para llevarse el campeonato en la liguilla. Sus números fueron interesantes: 11 juegos ganados, 5 empatados y una sola derrota, para cosechar 38 puntos en 17 jornadas.

Los jugadores de la cantera fueron trascendentales: Daniel Osorno, Miguel Zepeda, Rafael Márquez, Juan Pablo Rodríguez y Mario Méndez, además de los argentinos Jorge Almirón y Hugo Castillo. En la Copa Libertadores del año 2000, fueron eliminados por Palmeiras, subcampeón en esa edición después de perder esa final ante Boca Juniors.

En la siguiente década, se presentaron unas de cal y otras de arena. Si bien hubo algunas campañas interesantes, los directivos fallaron en las contrataciones y en la gestión como tal. Al argentino Lucas Barrios, tremendo goleador en Colo Colo de Chile y en el Borussia Dortmund de Alemania,  no le tuvieron paciencia y lo dejaron ir después de un torneo donde marcó pocos goles y mostró apenas destellos de su verdadero nivel.  Además, cada jugador que salía de la cantera mostraba buen nivel y era transferido rápidamente. Nunca hubo continuidad y tampoco se pudo saber: ¿Por qué los “tapatíos” nunca recibieron el dinero por las transferencias de Andrés Guardado y el argentino Diego Colotto al Deportivo La Coruña de España?

Otros entrenadores como Enrique Meza, Fernando Quirarte, Daniel Guzmán (quien los salvó del descenso) y Rubén Romano hicieron lo que pudieron pero con muy poca regularidad.  Desde el 2004, con excepción del 2008, no hay una campaña rojinegra verdaderamente destacada. En esa temporada, los “zorros” llegaron a las semifinales del torneo local y perdieron ante los Pumas de la UNAM. Su técnico fue Sergio Bueno y entre los más destacados estuvieron Robert de Pinho y Juan Carlos Medina.

En el 2008 fue muy buena su participación en la Copa Libertadores, donde casi eliminan al favorito Boca Juniors después de haber empatado 2 a 2 en La Bombonera, pero perdieron 3 a 0 en el Jalisco con una excelente tarde de Martín Palermo. Se le culpa al entonces técnico Miguel Ángel Brindisi de haber hecho un mal planteamiento en el aspecto táctico. Ese Atlas tenía un gran plantel con jugadores como Bruno  Marioni, Jorge Bava, Emanuel Centurión y otros jóvenes que venían destacando como Jorge Torres, Hugo Ayala y Luis Robles.

Las últimas temporadas son la mejor demostración de los malos resultados. En la 2009-2010, obtuvo 42 puntos y en la 2010-2011, 36. En este torneo apenas ha conseguido 5 puntos, de 30 posibles. Por esta razón, el descenso está muy cerca. En la actualidad, el equipo está buscando un crédito bancario por aproximadamente dos millones de dólares, con la opción de ampliarlo al doble, y así pagar sus diferentes gastos.

Si bien falta todavía mucho, los “tapatíos” requieren mejorar ya mismo porque va a ser una lucha hasta el final con Tijuana, Querétaro y Estudiantes. Su nuevo técnico, Juan Carlos Chávez, buscará darle protagonismo a los jugadores de la cantera, pero sin duda, necesita muchos más refuerzos.

Es momento de nuevos aires en esta escuadra “tapatía”. Si se va a vender al equipo, se debe hacer próximamente para buscar darle otro rumbo ahora que hay tiempo de cambiar. Eso sí, la venta requiere llevarse a cabo por un precio adecuado porque después se puede pagar caro. Históricos como León y Veracruz se fueron y no han podido regresar.

Si el Atlas descendiera, sería una pérdida importante para la Primera División porque ha dejado elementos importantes en ciertos momentos y no estaría el clásico de la ciudad ante las Chivas de Guadalajara. Los “zorros” descendieron en tres oportunidades: en la temporada 1953-1954, en la 1970-1971 y en la 1977–1978. No se puede repetir la Historia en esta ocasión.

 

Nota final: Un año atrás, se presentaba una noticia muy triste como fue la muerte de la actriz argentina, Romina Yankelevich. Sin duda, todos sus fanáticos la extrañamos mucho porque su belleza y talento nos dejó una huella difícil de borrar. Eso sí, la recordaremos siempre así como a esas series en las que actuó como “Chiquititas” y “Jugate Conmigo”.  Tenía mucho camino por delante, pero desafortunadamente tuvo que partir. Romina: Descansa en Paz.

VOLVER A PANORAMANEGRO