Posts Tagged ‘entrevista Linda Lucía Callejas’

“EL ÉXITO ES UNA GRACIA DE DIOS”, Linda Lucía Callejas

Si muchas personas hacen un regreso al pasado y recuerdan producciones como Sombra de tu Sombra, Doña Bella, Nadie es eterno en el mundo, Por amor, Lucerito, Si nos dejan y  María Celina, entre otras, el nombre de Linda Lucía Callejas será muy familiar. Esta actriz, nacida en Medellín, está a punto de cumplir 21 años de carrera artística. Sus diferentes personajes han llegado muy bien a los televidentes.

Linda Lucía participó en el Reinado Nacional de la Belleza en 1989, donde representó al departamento de Antioquia. La Música fue una primera etapa en su vida, antes de llegar a la pantalla chica. Gracias a su madre, Luz Elena Maya, comenzó a sentir una gran pasión por el canto. En el ámbito musical, logró grabar un compilado y una producción.  Durante cinco años, hizo una pausa en la actuación y estudió Administración de Empresas.

Actualmente, Linda Lucía se mantiene vigente como actriz. En el año 2010, interpretó a Doña Hilda, en la película Sin tetas no hay paraíso y participó en  El clon, producción realizada para Telemundo, que fue grabada en Colombia, en Miami y en Marruecos. Uno de sus proyectos de hoy es la grabación de una nueva Telenovela,  que no se puede mencionar ni su nombre ni su canal, pero se conocerá en los próximos meses. En esta entrevista, Linda Lucía habla acerca de la actuación, de la Televisión y de aspectos importantes de la vida.

Después de tantos años como actriz, Para usted, ¿Cuál ha sido el momento más importante de su carrera?

Hablar de un solo momento importante de mi carrera es muy difícil porque a través de los años han sido muchas las satisfacciones, los logros, el reconocimiento. Yo pienso que cada telenovela, cada proyecto, cada obra de teatro ha traído una dosis específica de alegría en mi vida. A nivel actoral, no podría definir un solo momento. A nivel personal, definitivamente, la llegada de mis dos hijas son momentos claves y cruciales en mi vida porque creo que en esta vida antes de ser actriz, soy mamá.

Para usted, ¿Qué significa ser mamá?

Tal vez es la alegría más grande que pueda existir en mi vocabulario. Mis hijas son mis maestros, no soy yo.  Soy la alumna, vine a acompañarlas pero me maravillo con cada expresión, cada palabra, con cada forma en que ven la vida y ven el mundo. Para mí ser mamá es el común denominador de mi vida.

¿Cómo llega a sentir el gusto por la actuación?

Nunca me imaginé que fuera a ser actriz. Estudié Música y amaba mi guitarra, mis profesoras en el colegio de Música, entonces siempre pensé que lo que iba a hacer era cantar. Cuando fui reina de Antioquia, lo que hice fue mostrar mi talento, decirle a la gente: “Yo canto. Esto es lo que canto”. Les llevé de regalo a las otras candidatas un disco de la canción de Fausto “Soñando con el abuelo”. Lo que quería mostrar era mi parte artística. Por cosas de la vida, me llaman a trabajar en Televisión. Nunca fui ni del grupo de Teatro, ni tuve absolutamente nada que ver con el Cine y la Televisión y sin embargo, me llaman de Bogotá para que trabajara en Televisión. Así comencé a ser actriz y ya puedo decir que soy actriz porque voy a cumplir 21 años de carrera artística.

¿De qué manera llegó la música a su vida?

Eso puede decirse que tiene nombre y apellido y es Luz Elena Maya (mi mamá), quien ha sido una amante de la música toda la vida. En la casa no le permitieron hacer eso, se casó muy joven. Mi abuelo me regaló una guitarra a los cinco años y mi mamá se dedicó como nadie a llevarme a clases de guitarra. Ella me llevaba y me esperaba. Siempre nos íbamos juntas. Jamás me dejó y se fue. Tal vez, por eso mi amor por la música y hay una historia hermosa: A los seis años mi mamá me dice: “Hija, por qué no participa en el concurso de música del colegio” y desde esa edad, tal vez a los siete años, con mi guitarra, que además era verde, me senté en el escenario a participar en el concurso, que me lo gané siete años después, cuando cumplí catorce. Si eso no se llama perseverar, cómo se llama.

¿Es difícil triunfar en la música?

La suerte es para los principiantes. El éxito es una gracia de Dios. Lo que se necesita es éxito, tener marcado en la vida el triunfo en ese sentido, tener talento, perseverancia. Soy muy perseverante. He sido muy perseverante en el mundo de la actuación, que no es fácil ni que yo sea la mejor, la peor. Hay tantas cualidades en cada uno de nosotros que simplemente que un productor las reconozca y las vea dentro de un personaje, dentro de una Historia. Pienso que la perseverancia es un papel muy importante, la disciplina al estudiar, al prepararse sea músico, actor, médico, abogado, periodista. La clave y la diferencia está en la disciplina que se le ponga al trabajo. El factor suerte, yo no creo en eso. A mí me parece que uno tiene que prepararse y ser muy respetuoso con lo que hace, tenerle mucho amor a su vocación, estar estudiando permanentemente. Este mundo es cambiante, lo único que no cambia es el cambio.

¿El actor y/o actriz nace o se hace? ¿Qué es lo más difícil de ser actor y/o actriz?

Pues si nace, a mí no me toco nacer así (risas). Se hace a punta de esfuerzo, a punta de sueños, de metas, pero también con oportunidades. Si a los seres humanos nos dan oportunidades, podemos desarrollar nuestras ideas, nuestro talento, pero si no nos dan opción no se puede.

Ha estado en más de quince producciones nacionales e internacionales, ¿Cuál le ha dejado mayores recuerdos?

Todas tienen su recuerdo. Si me voy al pasado, la primera que protagonicé fue Sombra de tu Sombra, al lado del actor Guillermo Vives. Ahí conocí a un grupo de personas mágicas, maravillosas en Caracol Televisión que me consintieron, que me cuidaron. Yo estaba muy chiquita en esa época y fue una experiencia muy dura, de choque porque era la primera vez que estaba sola, sin mi mamá, sin alguien que me acompañara. Grabamos en lugares de Colombia como Lérida, cerca de Armero, en Mariquita. En Honda, estuvimos viviendo diez meses, entonces fue una experiencia dura porque yo estaba bajo mi propia responsabilidad por primera vez en la vida pero al mismo tiempo me dejó el amor de la gente, de los productores, de mis compañeros de actuación. Si nos venimos un poco más para acá, Lucerito, que tuvo todo el reconocimiento de un público maravilloso, de las amas de casa, de los niños, de la gente que trabaja de noche y descansa en el día. Fue un reconocimiento de un personaje muy tierno, muy dulce, muy humano. Si venimos un poco más acá, hay una telenovela que está en Caracol al aire hoy en día y es El Clon. Ésta es magia, es una muestra de dos culturas de una manera diferente pero por encima de esos arraigos culturales está el amor. En El Clon tuve un personaje precioso, que todavía no sale, es de la segunda generación, con mucha vitalidad, de mucha fuerza, de entrega por las cosas. Fue una experiencia divina. Además, la película Sin tetas no hay paraíso, al lado del director Gustavo Bolívar, quien como ser humano es increíble. Es uno de los seres más inteligentes que he conocido en mi vida, más franco, más directo y eso me hace admirarlo mucho pero no puedo decir que fue una experiencia divina, mágica y maravillosa. Fue una experiencia dura porque todos estábamos con una responsabilidad sobre nuestra espalda brutal. Ya tenían puntos de comparación y adicionalmente cada escena era la representación más dura del libro. No tuvimos tiempo de decir: “Tan bonito que la estamos pasando”. El ambiente era maravilloso pero fueron momentos muy difíciles y muy tensionantes.

¿Cómo hace un actor y/o una actriz para manejar el tema de la Familia debido a las largas jornadas de grabación?

En mí caso, tengo un esposo a prueba de bala, a prueba de horarios. Además, hablar mucho y que la pareja sea consciente de la actividad en la que estás. Si algo tenemos nosotros como Familia, es que tratamos de pasar mucho tiempo juntos. Yo trato de robarme a mi esposo cada vez que puedo, trato de no viajar sola. Mis hijas, cualquier pretexto es válido para almorzar con ellas, para ir hasta el colegio. Soy la persona encargada junto con mi esposo, de levantarlas, de arreglarlas, sacarlas al bus o llevarlas y eso nos hace estar muy cerca. Tratamos de compartir una comida al día donde hablamos de muchas cosas. Siempre les estoy exponiendo qué estoy haciendo, qué voy a hacer, cuándo grabo, qué día voy a llegar tarde.A mí hija menor le gusta mucho el tema de la actuación, entonces siempre me acompaña, cuando se puede y mi hija mayor es matemática, científica, artista, pero en otro sentido porque le encanta pintar. Hace unas maquetas, unos dibujos increíbles y mi esposo, cuando sale de su consultorio, está atento al momento de mi salida y va a buscarme. Al padre de mi primera hija, mi primer esposo, quien falleció, si le fue más duro porque le tocó mi época de protagonista, no le gustaba el mundo de la actuación aunque lo compartía entonces él simplemente me esperaba en casa pero confiaba y creía en mí. Tiene que haber una dosis de confianza muy alta y yo se las brindo todas porque para mí lo más importante de la tierra es mi familia.

¿Qué significado le dejó haber sido reina por el departamento de Antioquia?

Antes de ser reina, uno es un ser humano con metas y con sueños. Al reinado de Belleza le debo los grandes amigos que tengo de esa época, gente muy linda, mágica. Fue una experiencia muy bella que la vivimos entre veinte y treinta mujeres al año. Creo que fue la puerta para entrar a la Televisión porque yo era músico realmente, no actriz y después de abrir la puerta me ha tocado trabajar para que se sigan abriendo esas puertas porque con ser reina, y más que fui reina hace 21 años, no sería suficiente hoy en día.

 

Durante cinco años se aleja de la actuación con el fin de estudiar Administración de Empresas, ¿Fue difícil haber tomado esta decisión de haber dejado la actividad a la que se dedicó durante muchos años?

Fue una decisión basada en el amor. Me daba mucha angustia, yo había enviudado. No quería dejar a mis hijas sin mí porque esa era la época en que yo era protagonista. Mi hija estaba todo el tiempo con mi mamá y no podía ver a sus padres. Tiempo después, murió el padre de mi hija mayor y no me parecía que ella debía seguir en la misma tónica de estar sola. En ese momento decidí estudiar Administración de Empresas porque pienso que todas las carreras del mundo adolecen de Administración de tiempo, de dinero, de recursos. Fue un sueño que cumplí, me gradué hace tres años. Hice doble titulación con la Universidad Pública de Canadá, la Universidad de Chicoutimi en Quebec. Fue muy duro porque no me pagaron la Universidad. No tenía el papi rico que me pagara la carrera. Mi mamá me cuidaba a mis hijas y traté de no ser descarada con ella. Fue una época muy interesante. Me dolió mucho en un momento ver Televisión y no aparecer en pantalla.

Si analiza los actores y actrices en Colombia, ¿Por cuáles siente mayor admiración?

Son muchos. Vicky Hernández, Margalida Castro, María Adelaida Puerta son algunos ejemplos. Entre hombres, Nicolás Montero, Armando Gutiérrez, Edgardo Román. Es gente por la cual me quito el sombrero. Además, me sorprende el talento de Francisco Bolívar, actor joven de “Sin tetas no hay paraíso”, quien estuvo estudiando en Los Ángeles. Además, admiro mucho a Miguel Varoni y a Ramiro Meneses.

En los últimos años se presentó una importación de galanes extranjeros a la Televisión colombiana. ¿Qué opina de este suceso?

Eso oxigena las franjas y establece que el arte no puede tener fronteras. Los extranjeros son bienvenidos a nuestras producciones y me parece clave para nosotros que ellos estén porque eso asegura de alguna forma que la producción se vea en otros países. Me gustaría que los actores nacionales tuviéramos más garantías pero no me parece malo que actores extranjeros estén porque de esta manera el producto puede rotar por más países y el negocio será más rentable para la programadora.

Si analiza los actores y actrices en el mundo, ¿Por cuáles siente mayor admiración?

Son demasiados. Lo que vemos en Cine Arte es mágico y lo que vemos en Cine comercial también deja huellas importantes, ver cómo ha cambiado la actuación, ver la diferencia de cómo era hace veinte años y cómo es ahora. Hoy en día, la actuación entre más natural, entre más real, mucho mejor. Ya las voces impostadas, los gestos fingidos, los sentimientos impuestos, eso ya está mandado a recoger. Hacer un personaje de la vida real es fuerte porque la meta final es que la gente lo crea y lo identifique.

¿Qué opina de la actuación en Colombia en la época actual?

Estamos en un momento de muchas oportunidades porque en Colombia no solamente se realizan producciones para el país sino que también se mandan a hacer producciones para otros países. El panorama es muy favorable porque todo el tiempo estamos con oportunidades de hacer un buen casting y ganarnos un personaje porque eso no es a dedo. Eso es trabajando. En Cine somos unos bebés y en Televisión somos unos gigantes porque el reconocimiento en canales de Estados Unidos como Telemundo, Univisión, Telefutura, se da y se ve pero en el Cine somos bebés que ni siquiera empezamos a gatear. Aquí no se están haciendo muchas películas, se hacen más que antes, pero yo personalmente sería la más feliz de seguir haciendo Cine pero las posibilidades son muy pocas porque son muy pocas películas las que hacemos.

¿Es más fácil hacer Cine o Televisión?

La Televisión tiene un mercado ya determinado y un presupuesto mayor. Para eso existen los festivales de Televisión, donde se comercializan los productos que se hacen aquí. Además, la Televisión en Colombia ya goza de reconocimiento internacional pero el Cine, como es un bebé todavía, no tiene presupuesto ni para los actores ni para el director ni para el equipo técnico. El Cine en  Colombia se hace por amor.

Para usted, ¿Qué es lo más valioso que tiene la vida?

Mi Familia. Voy en orden: Dios y mi familia (mis hijas, mi esposo, mi madre, mi sobrina).

Defíname las siguientes palabras:

Amor: El amor somos nosotros, es infinito, se decide con quién compartirlo pero siempre permanece.

Solidaridad: Es el compromiso que tenemos con nuestro círculo. Si éste es pequeño, están nuestros hijos, nuestro esposo, la mamá. Hay personas que están en un círculo más grande y son alcaldes, gobernadores, etc. La solidaridad es hacerse cargo de las personas del propio círculo, de manera que estén completas, educadas, felices, con Salud e integras.

Amistad: Es un vínculo sagrado. Tengo muy pocos amigos, pero los pocos que tengo son mis amigos del alma. Agradezco a la vida haberlos conocido.

Compañerismo: Es la armonía, la paz y la tranquilidad en todos los ámbitos en los que te muevas.

Felicidad: Es la paz y la tranquilidad.

¿Qué recuerdos tiene de su vida en Medellín? ¿Cómo ve a esta ciudad en la actualidad?

Mi recuerdo de infancia es muy lindo porque yo fui muy amada, muy querida, muy protegida por toda mi Familia. En ese momento, vi ese lado humano: el barrio y los amiguitos. Si lo comparo con la Medellín de hoy, es una Medellín tan grande, tan pujante, con un presente tan impresionante que le augura un muy buen futuro. Es una ciudad de gente amorosa, emprendedora, con un corazón, unas cualidades y unos valores que yo viví en mi infancia. Se ha presentado una transformación económica pero los valores se mantienen intactos.

¿Qué recomendaciones les haría a las personas que quieren comenzar en la actuación?

Soy muy mala para hacer esas recomendaciones (risas). No todos los caminos conducen a Roma. Hay que perseverar, prepararse mucho y tener mucha disciplina. Yo soy una persona muy dedicada, siempre llego con letra aprendida, he preparado mis escenas, mi casting, si lo tengo que preparar. Soy exageradamente puntual en mi trabajo. En esta época, estudiar hace una diferencia muy grande porque no es la información que se adquiera sino ser capaz de procesarla para ponerla al servicio de los demás.

Finalmente, ¿Cuáles son sus planes para el futuro próximo?

Estoy en una nueva producción, no puedo decir en este momento en qué canal ni para quién pero estoy en una nueva Telenovela. Es un proyecto que me exige muchísimo y es un reto muy grande, con un elenco increíble, equipo técnico y de producción maravilloso. Espero que después de eso sigan muchas producciones más.

Volver a Panorama Negro.

Anuncios